INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL FUEGO®

 

 

 

Conclusiones de la Comisión Nº1: AGUA

Pte. Dr. Fernando Larumbe

Pte. Dr. Roberto C. Grana

Vic. Ing. Norberto O. Bellino

Coordinador: Dr. Jorge Herkovits

Sec. Dra. Graciela C. Crapanzano

Sec. Ing. Ricardo Greghi

 

Según la OMS, el agua dulce para uso de bebida, es cada vez más escaso. 2.500 millones de habitantes no la tiene, 100 millones viven en América Latina. 11 millones mueren por enfermedades relacionadas con el agua en mal estado en el mundo y se calcula que el 80% de las enfermedades que se tratan en centros sanitarios están relacionadas con el agua.

La probable escasez que se producirá en un futuro cercano, traerá conflictos armados. El agua es alimento, pero también puede ser decontaminación o contaminación de todo tipo.

Pero lo más importante es saber que de toda el agua existente, el 97% es agua salada. El 3% agua dulce, pero solo una parte es utilizable y la mayor parte de esta última se encuentra en los casquetes polares.

Debemos aclarar que el 20% se encuentra en forma subterránea  y el 1% está en ríos y lagos que debemos cuidar.

 

La norma legal que  regula la prestación de los servicios de provisión de agua potable en la Pcia. de Bs.As., autoriza al ente de regulación a otorgar plazos a los prestadores de los servicios sanitarios, para alcanzar las metas de calidad previstas por la misma disposición legal. Esto significa en otros términos que se puede estar abasteciendo a la población con agua que no cumpla con los requerimientos, que para el agua potable, establece el Código Alimentario Argentino.

Los usuarios tienen derecho a conocer la calidad del agua de bebida que reciben.

¿Hay comunicación del Estado Nacional y Provincial?. Si, pero se da en otras ciudades del conurbano que no pertenecen al área servida por Aguas Argentinas. Antes se extraían 276.000 m3/día, pero por la degradación del acuífero Puelche, se propone la idea de hacer un río subterráneo, que años después se lleva a cabo. La ley 11820 es la que regula el agua en la Provincia de Buenos Aires. El ORAB le da plazos a los prestatarios, pero cuesta encuadrar el tema de los Nitratos. El tema genera pánico entre la población, pero mediante el sistema educativo, podemos comunicar que el agua no siempre cumple con el Código Alimentario Nacional. Así como está, se está perjudicando la salud de la población por desconocimiento.

Las Aguas minerales, tienen control que muchas veces es solo municipal y éste se hace una sola vez. El agua subterránea cambia casi constantemente y crece su nivel de nitratos a lo largo del tiempo. Cuando se controla el agua mineral, se lo hace bacteriológicamente, pero no tanto en la parte química. Debe empezarse a enseñar el tema en las escuelas. Los médicos también pueden controlar el tema de las anoxias transitorias y que no puede ser, después, verificadas. El Rotary Club Internacional, está entregando filtros en Loma Hermosa para los colegios, pero estos solo podrían detener el tema de los nitratos, pero no otros elementos, como por ejemplo el Cromo.

La extensión del Puelche es de una superficie muy grande que se calcula abarca desde el Este de la Provincia de Córdoba, sur de Corrientes, parte sur de Santa Fe y en la Provincia de Buenos Aires en una franja de unos 180 Km. paralela al Río de la Plata y Paraná que se prolonga hasta la altura de la localidad de Verónica. Se calcula que sin recargar, podría abastecer a unas 9 millones de personas durante 100 años a unos 100 litros por día.

Se calculó que hasta una distancia de 12 km. es económicamente posible traer agua del Río de la Plata. En 1997, se calcula la mortalidad del partido de La Matanza y se encuentra que el tercer motivo de muerte, es el agua de bebida en mal estado originada en pozos. Las aguas superficiales poseen mayor contaminación y a veces son usadas por falta de otro recurso mejor.

Argentina no planificó ni planifica actualmente la situación exacta del uso del agua. OSN estuvo hasta 1980, en toda la Argentina, tratando el agua potable y los efluentes.

Hay situaciones en donde se plantea el usar complementariamente aguas superficiales y subterráneas. Situaciones donde conviene utilizar una sobre la otra por cuestiones de contaminación. El caso de cuencas subterráneas con arsénico, obliga al uso de aguas superficiales. Se han planeado acueductos y existen otros ya construídos. Pero sigue fallando la aplicación de la ley.

Se usan Resinas de Intercambio Iónico en el tema de la presencia de Nitratos, aplicadas a boca de pozo. La calidad del agua del Río de la Plata, en la franja que se usa para la obtención del agua para las plantas de tratamiento de agua, cambia casi hora a hora.

Aguas Argentinas, no está obligada a sacar agua de perforaciones o de napa, sino que tiene a disposición toda fuente de agua en su área de concesión. Sin embargo abandona la extracción de cerca de 338 pozos. El ente no controla el servicio de agua y la gente, vuelve a usar los pozos, por desconfianza de las redes y por cortes por falta de pago, ya que el costo es elevado. Sin embargo, ningún recurso es ilimitado. No hay redes de control de Nitratos en el conurbano bonerense y en varios lugares, las redes poseen deficiencias que la hacen no apta para el consumo.

 

CONCLUSION

            La solución hasta el presente, ha sido dar respuesta a los casos particulares que se fueron presentando, especialmente ante establecimientos agropecuarios afectados, mediante indemnizaciones económicas, subsidios, excensiones impositivas o créditos, pero sin tener en cuenta un plan a nivel general, que diera solución definitiva e integral al problema. El presupuesto no alcanza para dar respuesta a todos los reclamos y el sistema judicial se encuentra colapsado.

En un Estado de Derecho, no se pueden dar respuestas aisladas, a un problema que afecta a toda la sociedad, deben darse soluciones globales, teniendo en cuenta los campos, las poblaciones y los daños al ambiente. Deben establecerse mecanismos de prevención, mediante un enfoque multidisciplinario del problema.

Pero estas soluciones dependen de decisiones, más que jurídicas, políticas y muchas veces interjurisdiccionales, ya que los cursos de agua, muchas veces,  atraviesan varias jurisdicciones. 

Es por eso en que insisto en la responsabilidad del estado, ya que, de él depende que las inundaciones sigan siendo un fenómeno natural, aislado y para el cual estemos preparados, previniendo y actuando.

Problemas de redes. Taponamiento de Redes. Pérdidas. Ascensos de napas. Responsabilidad por falta de EIA. La empresa está impedida de tercerizar las obras pero existe por connivencia de los municipios y para pagar las obras por ordenanza general 165/73 de la Provincia de Buenos Aires. La empresa no hace, en estos casos, inversión de riesgo.

 

Para los amparos, se deben hacer uniones multisectoriales. Falta capacidad de funcionarios en el tema y ganas de tenerla.

El acuífero Puelche, uno de los recursos de agua potable subterránea más grande del mundo, posee la capacidad de autoregenerarse. Con un centro de dispersión localizado en el área comprendida entre las ciudades de Pilar y San Nicolás, en la provincia de Buenos Aires se lo utiliza en la actualidad como un importante recurso hídrico en el Area Metropolitana de Buenos Aires Buenos Aires (AMBA). Posee una calidad que va de buena a excelente. Se ha encontrado que posee características de alta pureza, lo que no es observado en las aguas superficiales del AMBA.

Se exponen los resultados de la investigación realizada y el rol de los municipios en el cuidado de los recursos hídricos.

En la zona de La Matanza existe presencia de nitratos en las aguas subterráneas, pero no es el único lugar donde aparece. En otras provincias aparecen problemas de Arsénico, Selenio, Aluminio, Cromo y Boro. Se produce adsorción y deesorción de acuerdo a los pH del agua que se encuentra en el lugar. A pH altos se produce liberación de metales peligrosos para la salud.

El fenómeno de asenso de napas esta prácticamente en los 17 partidos del    conurbano bonaerensse, con  consecuencias casi imprevisibles .  Existe una  responsabilidad no cumplida por parte del Ente regulador.  Por un mal uso del acuífero Puelches se produjeron graves problemas de calidad del agua subterránea en algunos lugares del A.M.B.A. , esto produjo la decisión de reemplazar erróneamente el agua subterránea por agua superficial proveniente del Río de la Plata .

Se produce un daño ambiental en los aspectos medico-sanitario, edilicios, de calidad de vida y de privación del derecho a gozar de un ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo humano.

El concesionario parece no hacerse cargo de su obligación sobre el respeto a la Constitución Nacional, según reza en el articulo 41 de la misma.

Según las normas específicas de la concesión, en su pliego de bases y condiciones se habla que “será necesario un programa progresivo de limpieza  que incluya tratamiento, recuperación de recursos y por consecuencia mejora ambiental del área regulada”, “garantizar la operación de los servicios que actualmente se prestan, y e los que se incorporen en el futuro, en un todo de acuerdo a los niveles de calidad y que se indican en este marco”. En el decreto 999/92, prescribe, entre otras situaciones “proteger la salud pública, los recursos hídricos y el medio ambiente”. Por su parte, el decreto del PEN N° 1167, se refiere a operación y seguridad del sistema: La confiabilidad del sistema debe garantizar y evitar al máximo posible que inconvenientes en la red, provoque impactos no controlados sobre el medio ambiente. Además el concesionario, incumplió los puntos sobre la reparación de las anormalidades existentes en el servicio y en la calidad de aguas.

En cuanto alas responsabilidades objetivas, por vicios o riesgos de las cosas, en la resolución N°601, se dice que en ningún caso, la aparición u ocurrencia referidas a dichos bienes, justificará el incumplimiento de las obligaciones asumidas por el concesionario en este contrato de concesión, por lo que las obligaciones del concesionario en cuanto a la calidad del servicio y en materia ambiental, son obligaciones de resultado y su responsabilidad es objetiva.

La creación de una entidad interdisciplinaria no gubernamental de jerarquía variable (nacional, prov. o municipal) servirá para mejorar la normativa ambiental y su aplicación, la educación y evitar las alteraciones en el ambiente.

Las normas deben ser provinciales para el control de aguas. Lo que no se delega a la Nación, pertenece a la provincia. Crear un orden público ambiental.

El poder de policía debe ser local, para controlar lo que suceda dentro del territorio municipal.

Las acciones en contra del ambiente no deben tener prescripción.

 VOLVER

 

............................................................................................................................................

Enviar correo electrónico a info@itfuego,com , con preguntas o  comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2000/ 2014 -itfuego.com- I.T.F - Instituto Tecnológico del Fuego. Todos los derechos reservados