INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL FUEGO®

 

 

 

Bomberos de Pueblo Nuevo están inermes México


El poco equipo con el que cuentan los bomberos de el Salto es obsoleto.
El poco equipo con el que cuentan los bomberos de el Salto es obsoleto.

Por: El Siglo de Durango


30 de marzo de 2006

El Salto, Pueblo Nuevo, Dgo.- Los bomberos le temen al fuego. La aseveración puede parecer un poco ruda y el comentario hasta ridículo, pero la realidad es que los elementos de Protección Civil de esta población le temen a los incendios porque no tienen con qué combatirlos.

Cuando ocurre una conflagración, los “tragahumo” se hacen los desentendidos y si acaso acuden al lugar del siniestro “es sólo por no dejar, pero es que no tenemos ni agua, ¿a qué vamos?”, dice el jefe del “Cuerpo” de Bomberos Eladio Salas Saucedo, quien no muestra pudor al confesar sus carencias; “es mejor que todos sepan cómo estamos”, asegura.

El Cuerpo de Bomberos de este municipio fue uno de los más eficientes y solicitados para proporcionar todo tipo de auxilios a la población y a otras comunidades cercanas, pero eso fue hace tiempo, cuando contaban con 35 elementos en activo y tenían equipo para el desarrollo de sus funciones.

En la actualidad, el Heroico Cuerpo de Bomberos (porque ahora sí se le puede llamar “heroico”), se compone de apenas 12 voluntarios, quienes para sobrevivir se dedican a otras actividades, especialmente en el medio rural y, cuando así se requieren las circunstancias, acuden al “cuartel” y se aprestan a atender las emergencias.

El equipo de que disponen los bomberos no existe, todos participan en las labores de rescate, auxilio, combate a los incendios y en cuanto son requeridos, solamente con la ropa que traen puesta, su buena voluntad y las manos dispuestas a todo.

Tienen dos cascos; uno de ellos lo usa el jefe y el otro cualquiera de los voluntarios. Para el jefe hay además un par de botas, pero no las utiliza porque ya no sirven, pero la falta de utensilios no los arredra y cuando son requeridos, si hay gasolina, acuden.

Los vehículos de que disponen en el Cuerpo de Bomberos está para dar lástima, dice el mismo Comandante de la corporación, quien comenta que se compone de una vagoneta vieja y en malas condiciones; cuenta con una camioneta como de tres toneladas habilitada como “pipa”, pero más bien parece regadera por la gran cantidad de agujeros que tiene.

Cuentan además con una “pipa” que tiene el motor en malas condiciones y por ello casi no se usa.

“Con decirle que el otro día que hubo un incendio en El Tecuán nos hablaron para que fuéramos a auxiliar en el combate al fuego, pero no acudimos. Primero porque no teníamos gasolina y aunque hubiéramos tenido, la “pipa” seguro haría dos días en llegar hasta el lugar del incendio y así, ya para qué vamos”, dice el entrevistado.

El estado que guardan las instalaciones de la central de bomberos es crítica, las paredes se encuentran en mal estado y si no cuentan con equipo para el desempeño de su trabajo, menos con mobiliario.

reelegados

Respecto del apoyo que reciben por parte de las autoridades municipales, dicen que el alcalde de extracción priista, Francisco Deras Cabral, en este aspecto le ha fallado a la población.

La falla no es a los bomberos, porque al final de cuentas ellos son voluntarios y son una corporación de servicio; la verdadera falla ha sido hacia la población que requiere el auxilio del Cuerpo al momento que ocurre una conflagración o cualquier otro accidente, ya que no se les puede proporcionar el apoyo que requieren.

Cuando hay alguna desgracia, todos los habitantes de El Salto se encuentran conscientes de que hay disposición y entrega por parte de los voluntarios del Cuerpo de Bomberos, pero son las autoridades las que han fallado al no proporcionar el equipo que se requiere. No han comprado ni siquiera de segunda mano y la realidad es que no hay con qué desarrollar las funciones que son su responsabilidad, dice Salas Saucedo.

El entrevistado se muestra decepcionado por el poco apoyo que recibe y pide que se publiquen todas sus quejas para ver si el gobernador Ismael Hernández Deras o cualquier otro funcionario de su Gobierno logra leer y comprender lo que se está padeciendo en este municipio en cuanto a protección civil se refiere.

“Bueno, es tan grave la situación, que los bomberos no tenemos ni agua, tenemos que ir a llenar las pipas hasta la presa ‘La Rosilla’, pero batallamos porque ya casi no hay y lo malo es que tienen agujeros los tanques de las ‘pipas’ y nos dura poco porque se tira”, dice el jefe de la corporación.

En otra parte de su conversación, el entrevistado asegura que otro problema que enfrentan es el referente a la falta de combustible para los vehículos; “fíjese, el otro día se quemó una casa allá, arriba de esa lomita... (señala el lugar) y vinieron a avisarnos, pero fuimos en un solo vehículo sólo por no dejar, pero la ‘pipa’ grande no llega y en la chica no teníamos agua, pues el auxilio fue pura ‘faramalla’ y nada pudimos hacer”.

Demandan apoyo urgente, de donde sea

Se hace necesaria la intervención de las autoridades de Protección Civil del Estado para que proporcionen equipo al Cuerpo de Bomberos de El Salto, Pueblo Nuevo porque al carecer esa corporación del equipo necesario para el desempeño de sus funciones, quienes están en riesgo son todos los habitantes de este municipio, se asegura.

El jefe de los bomberos dijo que es tiempo de que los clubes de servicio y la población en general también volteen hacia los “tragahumo” para que se cooperen o hagan algunas actividades y al menos se compre algo de instrumentos. Ellos no quieren nada en lo personal, solamente equipo y herramientas para poder atender las emergencias que se multiplican durante la temporada de calor con los incendios de pastizales y en algunas casas humildes.

http://www.elsiglodedurango.com.mx

....................................................................................................................

Enviar correo electrónico a info@itfuego,com , con preguntas o  comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2000/ 2014 -itfuego.com- I.T.F - Instituto Tecnológico del Fuego. Todos los derechos reservados